Artículos que escribí en el Diari de la Barceloneta. Era algo que me apetecía mucho y que recuerdo con mucho cariño cada vez que veo un ejemplar en los bares del barrio