Barcelona siempre fue una ciudad de música potente, con muchas bandas de metal y de punk. Una ciudad bastante alejada de la colorida y superficial movida madrileña y del rock castizo mesetario un tanto provinciano.
En la década de los setenta ya funcionaban bien las bases contundentes con mucha dosis de guitarra distorsionada a la que podemos tranquilamente llamar protohardrock o protoheavy.
Una muestra de ello es el “Estoy mal” del grupo ÉPOCA.

O los TAPIMAN con un rock bastante potente.

O el “Lying on the sand” de ICEBERG, bastante Zeppeliano.

También el “Adelante”, de LONE STAR

Ya superado el protoheavy nos metimos de lleno en los ochenta. A principios de la década surgieron bandas como YUNQUE que más tarde pasaron a llamarse ZEUS, o EVO, que ya en 1981 andaban por las televisiones con una jovencísima Carmen García a las voces.
El grupo EVO nació en el barrio del Clot de Barcelona en el año 81 y sus componentes en aquellos primeros tiempos era Carmen García a la Voz, Richard a la Guitarra, Ramón Solá a la Batería y Pedro Bruque al Bajo.
A Pedro Bruque lo volveremos a ver más adelante en Tigres de Metal.
Tengo un vago recuerdo de haber visto en directo a esta formación de EVO y si no recuerdo mal creo que fue en el Boira.

Carmen García abandonó la banda para iniciar su carrera en solitario bajo el nombre de Carmen Virus con un estilo muy diferente al de EVO.

Un dato más o menos curioso es que Carmen García es hermana de Manolo García de El ÚLTIMO DE LA FILA.
Tras la marcha de la vocalista también abandona el barco Pedro Bruque. Entra en la banda el cantante Stimula y graban el álbum Animal de Ciudad, con Juan Carlos Barja al bajo, Jerónimo Martínez a la batería, Richard a la Guitarra y Stimula a las Voces.

Una noche de aquellos inicios de los 80s nos enteramos que en lo que era el antiguo mercado central del Born, cerrado desde hacía años, se iba a celebrar un festival donde tocaba EVO, y nos dirigimos hacia allí.
No recuerdo la manera de colarnos pero ya estábamos dentro, eramos especialistas en colarnos en los conciertos y además de todo tipo. A veces no nos importaba en absoluto el concierto, lo hacíamos a modo de deporte de riesgo, pero bien, esta practica la contaré más adelante, ahora quiero contar el concierto de EVO.
Como decía, nos colamos al interior del recinto y vimos de nuevo en directo a EVO, pero esta vez con su nuevo cantante Stimula, el tipo salió al escenario con una moto sierra, se rumoreaba que antes de dedicarse a la música ejercía el oficio de leñador talando arboles con la moto sierra en cuestión.
El concierto muy bien, la música también, pero el sonido era penoso, algo habitual por entonces pero lo que me dejó marcado y me hice fan incondicional fue de otra banda que tocaban en el mismo festival. Sabía de ellos por la revista Popular 1, pero no había oído el disco.
LA BANDA TRAPERA DEL RIO, salió al escenario arrasando con todo y la gente empezó a tirar botellas, más por el mal sonido del concierto que por la actuación de la TRAPERA.
En ese festival presentaban su nuevo disco GUANTE DE GUILLOTINA pero no les dio tiempo ni a destapar la guillotina de atrezo, se fueron del escenario sin terminar el concierto cagándose en todos los muertos de los lanzadores de botellas.
No recuerdo el año del festival pero debería ser 1981 ó 1982. Tuve la suerte de poder ver en directo años más tarde a MORFI GREI en STUDIO 54 y a la banda de RAF PULIDO y TÍO MODES llamada OFICIAL MATUTE, también en STUDIO 54.
Años más tarde volvió a unirse la banda y los volví a ver, esta vez en el MAGIC, en la presentación del Club Trapero del cual me hice socio, debía ser el año 93, ya mucho más adelante los vi en una especie de carpa de circo instalada al final de las Ramblas.
Me gustaba tanto la TRAPERA que aparte de sus discos también me compré el libro ESCUPIDOS DE LA BOCA DE DIOS.
Años después de comprarme el libro conocí a un tipo en un bar a altas horas de la madrugada y aquel tipo resultó ser JAIME GONZALO, el autor del libro.
Al finalizar una de las presentaciones de mi novela LAS PESADILLAS DE SAM en la que Jaime me ayudó, unos cuantos acabamos en mi casa y por fin JAIME me dedico el libro que años antes había adquirido, cerrando así un circulo que abarcaba unos cuantos años.

Nombrando el MAGIC he recordado que en el año 1981 los DECIBELIOS tocaron todos los días durante una semana. El hermano de nuestro amigo Herbert, era el guitarra del grupo por lo que llegamos a un acuerdo con ellos.
El acuerdo consistía en que si les llevabamos una televisión cada noche, por supuesto para destrozarla a martillazos en el escenario, entraríamos gratis cada día y nos dejarían hacer coros en el tema “I´m Upstair”.
Nos llamaban los teenagers y es que realmente teníamos como mucho unos dieciséis años, los suficientes para pillar unas buenas cogorzas de orujo con ellos por los bares gallegos de Santa María del Mar.
Lo de encontrar un televisor cada noche tampoco nos resultó tan difícil, por entonces era fácil encontrarlos tirados. Las familias empezaban a comprarse televisores en color y los viejos aparatos en blanco y negro iban directos a la basura.
Ya que estamos hablando de MAGIC también hay que decir que ya que nos conocían como los teenagers que entraban gratis todos los días y se subían al escenario a cantar con los DECIBELIOS, nos ofrecieron un trabajo.
Estaban organizando un festival y necesitaban gente para promocionarlo la misma noche del concierto repartiendo flyers, entonces octavillas, en las Ramblas.
El festival se llamaba DURO CON EL 82, y se celebraba en el PALAU BLAU GRANA el 31 de diciembre de 1981. Ese año no comimos las uvas pero nos pusimos finos de todo.
Recuerdo estar tirado en las gradas de detrás del escenario con mis amigos y una punky, creo recordar que se llamaba Cheity, quizá no tenga mucha importancia este dato sino tenemos en cuenta que la chica se puede decir que me salvó la vida girándome la cabeza, de no ser así igual ese fin de año de 1981 hubiese sido el último día de mi vida. Una muerte demasiado prematura y muy al estilo JOHN BONHAM, ahogado en mi propio vomito.
No hicimos demasiado caso al concierto, preferíamos estar por el bar y por los vestuarios haciéndonos fotos para no sé que revista, llegué a ver las fotos y estaban realmente bien pero no las pude conservar. Hubiesen sido un muy buen souvenir de tan señalada fecha.


PUNKYS Y HEAVYS.
Por aquellos tiempos era muy normal para nosotros ir a concierto de PUNK, también era normal que muchos punks viniesen a concierto de METAL, de hecho nos juntábamos primero en el BOGIE, y después en el FANTÁSTICO. Por entonces los únicos bares de la zona de Escudillers que ponían nuestra música. Toda la calle estaba llena de bares de alterne para sacarle los cuartos a los marineros de la Sexta Flota yankee, pero poco a poco fueron cayendo todos ellos en copiar al FANTÁSTICO para cambiar de clientela y llenar sus locales de melenas, crestas y cabezas rapadas.
En el FANTÁSTICO es donde les dimos a oír a los punks a MOTORHEAD y a TANK, era lo único que les gustaba de nuestra música y la disfrutábamos juntos.

Tras este lapsus punk-metal vuelvo al metal, que cuando me vienen los recuerdo los tengo que contar o me queman en el cerebro tanto como el dinero en el bolsillo.

Ese mismo año en Madrid sale a la venta el primer disco de OBÚS titulado “Prepárate” y “Larga vida al rock and roll”, el primero también de BARÓN ROJO.
En Barcelona la historia iba por otros derroteros, con menos medios que en Madrid al estar allí todas las discográficas que solo se centraban en las bandas de la capital, rara vez se fijaban en lo que se hacía fuera del centro de la península aunque el producto fuese de mayor calidad como era el caso.

Como he mencionado antes una de nuestras actividades favoritas era colarnos en los concierto, principalmente en los del Palau dels Esports.
Vimos muchos conciertos infumables pero lo divertido era colarse siendo perseguidos por los seguratas o por la policía.
Una de esas veces, creo que era un concierto de PETER TOSH, casi me mato al trepar por el cable del pararrayos y caerme cuando solo me faltaban apenas unos diez centímetros para agarrarme a la cornisa de palacio. Claro está que me pilló la pasma que desde abajo me decían “Niño que te vas a matar”. Una vez tirado en el suelo y viendo mi estado se apiadaron de mí y me llevaron a un bar, me invitaron a un café y todo magullado me entraron en el concierto. Hoy en día hubiesen llamado a una ambulancia para llevarme a urgencias, pero los maderos eran así de catetos.
También nos colábamos en los camerinos y nos comíamos los bocatas del catering, eso pasó en los de RAINBOW, GIRLSCHOOL, y alguna banda nacional como era el caso de OBÚS y BARÓN ROJO.
Más o menos por esa época me pasó una catástrofe digna de mención. Por aquel entonces yo tocaba con una gente del Barrio Chino. El batería acababa de comprarse una TAMA IMPERIALSTAR, que guardaba montada en una habitación de mi casa. Con tan solo dieciséis años ya vivía solo en un piso del Poble Sec por el que pagaba tres mil pesetas de alquiler, y en el que tenía todos los instrumentos. La catástrofe fue que se me incendió el piso con todo el equipo que había dentro, amplificador, bajo, equipo HiFi, muchísimos discos y cómics, y unas cuantas cosas más. Por suerte solo se quemó una parte del piso y la batería quedó intacta para suerte de todos.
Mi amplificador quedó calcinado pero para lo que me había costado tampoco fue tan desastre.
También ese mismo año se me incendió el coche, yo solo tenía dieciséis años pero conducía sin carnet. Era un Seat 850 amarillo con la insignia BORN TO LOSE, LIVE TO WIN, pintada en el capó del coche. Fue un año de lo más flamígero.

Decía que no era tanto desastre perder mi amplificador por lo poco que me había costado. Era una pantalla auto amplificada de órgano FARFISA, que utilizaba para el bajo, y digo que no fue tal desastre porque en realidad no me costó ni un duro. Yo por entonces ensayaba en unos locales de la calle Aldana, justo debajo del bar Olimpia, y cada vez que llovía en abundancia los locales se inundaban. En una de estas el local de al lado propiedad de Loquillo quedó totalmente anegado y entramos para pillar todo lo que quedaba.
En aquellos locales ensayaban aparte de Loquillo, Los Rebeldes, Sergio Makaroff y unos cuantos más. De Loquillo recuerdo que vino un par de veces con toda su chulería a nuestro local a quejarse de nuestro volumen y las dos veces lo enviamos a la mierda con toda su prepotencia. De Sergio Makaroff tengo peor recuerdo. Si os interesa lo más mínimo lo cuento en el post FANATISMO Y TEQUILA.

Pero bueno, basta ya de batallítas del abuelo, mejor sigo con lo que estaba…

ENDOGAMIA METALERA.
Un ejemplo de endogamia metalera barcelonesa, con cambio de componentes entre bandas y nuevas formaciones es lo que os cuento a continuación.
Empezamos con la formación TEBEO que puede decirse que fue el germen de la posterior endogamia.
TEBEO nace en Barcelona en 1979 con José Antonio Manzano a la Voz, Albert Pont a la Guitarra, Juan Antonio López a la Guitarra, José Antonio Mingorance al Bajo y David Biosca a la Batería.
Durante mucho tiempo las compañías discográficas se dedicaron a buscar una replica alternativa de la banda “Tequila”, y la encontraron en Barcelona. Lamentablemente la aventura no funcionó como todos esperaban.
En 1980 ve la luz su primer y único Lp, llamado “Labios Rojos”.
No hacían metal pero fue el inicio de unas cuantas bandas metaleras.

Al separarse TEBEO, el cantante Manzano, el Batería David Biosca y el Guitarra Albert Pont, se juntan con el antes mencionado Pedro Buque y forman la banda TIGRES DE METAL.
De esta unión apenas sale una demo en 1982

Recién grabada la maqueta y ya con unos cuantos bolos a sus espaldas el Batería David Biosca y el cantante MANZANO abandonan la banda para alistarse en Banzai, banda afincada en Madrid. Con los argentinos Salvador Domínguez a la guitarra y Danny Peyronel a los teclados junto al madrileño Carlos Vázquez Tibu al Bajo. Es decir, dos catalanes, dos argentinos, y uno de Madrid, pero claro, la banda era de Madrid.

Tras la marcha de Manzano a BANZAI entra en TIGRES DE METAL como vocalista Archille “Jimmy” Reitz, el cantante del grupo ORO.
TIGRES DE METAL pasan a llamarse TIGRES DE ORO.

Pero el primer disco ya lo firman como TIGRES

De TIGRES hay que destacar que aparte de ser cabeza de cartel en muchísimos conciertos también fueron teloneros en los conciertos de bandas de la primera división del metal mundial como eran Judas Priest, Kiss, Motorhead y Saxon. Recuerdo que por entonces los miembros de TIGRES frecuentaban un local de la calle Valencia llamado QUIRÓFANO, donde Pedro Bruque ponía Metal de máxima actualidad. Un local donde los jóvenes metaleros pasábamos las horas bebiendo y haciendo todo tipo de maldades. También había locales como el FANTÁSTICO donde trabajé un tiempo, el BARNA HEAVY, la sala RAINBOW donde pudimos ver bandas como la de Paul Di’Anno, primer vocalista de Iron Maiden, la sala METAL donde programaban conciertos de bandas de países tan lejanos como Japón. La sala RAINBOW y la sala METAL, eran propiedad de Gaby Alegret, cantante de Los Salvajes.
Supongo que habían más salas en la ciudad a las que iba con mis amigos tan metaleros como yo, pero la memoria me traiciona y no me vienen más a la mente.
En L´Hospitalet estaba la discoteca SALSA a la que nos desplazábamos para oír metal y vacilar con las niñatas, que por cierto en aquella época en L´H estaban de muy buen ver. También estaba la sala SONIDOS y la LONG PLAY.
En el siguiente vídeo que encontré por casualidad salgo por ahí en alguna foto junto a mis colegas, y algún músico de los antes mencionado, en la sala BARNA HEAVY.

Detalle del vídeo donde parece que me vaya a la barra al no interesarme salir en la foto.

Por ahí también salimos haciendo el idiota en la puerta del FANTÁSTICO

Otra banda que dio mucha guerra y que vi en unas cuantas ocasiones es la banda ZEUS de L´Hospitalet.
Antes de llamarse ZEUS se llamaban YUNQUE y recuerdo haberlos visto en directo en el teatro de La Salle Bonanova, participaban en un concurso de bandas de rock and roll, algo muy común en aquella época.
Mi amigo el “Fuma” oyó la noticia por la radio y nos convenció para ir a verlos, apenas habíamos oído una canción muy mal grabada pero nos gustó lo suficiente como para dejar los barrios bajos y dirigirnos a la zona alta de la ciudad.
Después de la actuación solo aplaudimos nosotros, por supuesto con mucho entusiasmo formando un gran escándalo, incluso la banda se sorprendió ya que no nos conocían de nada y ellos no eran nada famosos por entonces.
También los vimos en el Boira o algún bar por el estilo, y aún nos gustaron más. Fue la primera vez que vi a un cantante dar una patada a la mesa de mezclas para provocar una explosión y aluciné. Más tarde me enteré que es lo más normal del mundo cuando mueves cualquier aparato con una reber analógica que funciona con muelles.
Un año después graban disco y por supuesto todos nos lo compramos.
No presentaré a la banda, se presentan ellos solos en el vídeo.

Hasta aquí un pequeño repaso a los más o menos famosos del panorama metalero de la city. Habían muchas más bandas pero los ochenta fueron duros y la memoria no da para tanto.
Parafraseando a Lemmy Kilmister, diré que fue una década muy divertida, no me acuerdo de nada pero fue muy divertida.

Personalmente pienso que algunas bandas de Barcelona estaban al mismo nivel que las británicas pero claro está que como España en aquel momento era un país casi del tercer mundo, no estábamos aún en la CEE, pues no llegaron a triunfar internacionalmente.

También destacaré que aparte de las bandas antes mencionadas en la ciudad había unas cuantas más que también grabaron y tuvieron su éxito pero también había una legión de bandas que ni llegaron a grabar disco pero que nos dejaron unas buenísimas maquetas donde nos demostraban que aquí ya se hacía thrash metal antes de que METALLICA grabasen su Kill ‘Em All y se hiciesen famosos como pioneros del thrash.

ZARKO era una banda del barrio de Sants, la primera noticia que tuve de ellos fue al ir al cine CAPSA para ver la película de Led Zeppelin, The song remains the same. En el cartel de la película que habían colocado en el vestíbulo del cine se veía el avión Starship, con el que la banda se desplazaba en sus giras mundiales, y allí sobre el cartel se podía ver el nombre de Led Zeppelin tapando por una pintada hecha con un grueso rotulador que decía ZARKO AIR LINES.
Pensé que una banda que ejecuta tal sacrilegio sería digna de conocer.

Se me quedó grabado el nombre en la mente pero jamás los vi en directo.
Al volver de la mili me eche una novia de La Bordeta, barrio de Sants, y resultó que era amiga de la banda. Los conocí pero yo seguía sin poder ver a la banda en directo ni oír su maqueta, por lo que la curiosidad ha seguido todos estos años. Hasta que por fin encontré algo de ellos en Youtube y no pude hacer más que capturar todos los temas y montar un vídeo para tenerlo bien guardado.
Es curioso descubrirlos después de tantos años y darme cuenta de que eran mucho mejores que cualquier banda nacional e internacional.
Un potente metal en la linea de METALLICA y MEGADETH en una época en la que ninguna de las dos bandas había llegado por aquí.
Quizá no sea verdad pero me hace ilusión pensar que el Thash nació a la vez en Los Ángeles y en Barcelona, con bandas como ZARKO.

Lástima que no llegaron a grabar ningún disco, aunque algún miembro de la banda si lo hizo más adelante con EL SUEÑO ETERNO.

No puedo terminar el post sin mencionar a STREFO, una banda también del 83 que solo grabó una maqueta y en la que tocaba la batería mi brother Jaume, con el que estoy tocando desde hace veinte años en FRECUENCIA SPECTRU. Nuestra amistad data de unos cincuenta años atrás. Los dos empezamos a tocar juntos a muy temprana edad en su casa, él con una batería fabricada por él mismo con botes de detergente y tapas de latas de conservas, y yo con una guitarra totalmete destrozada.
Y es que James Peterjohn Palace es omnipresente en cualquier banda del panorama musical barcelonés desde principio de los ochenta.

Aquí en la foto de abajo Jaume y yo en 1981, en el primer concierto de MOTORHEAD en el Palau dels Sports de Barcelona.
Aquí empezábamos a dar nuestros primeros pasos en el mundo del R&R y donde LEMY KILLMISTER, PHILTHY “ANIMAL” TAYLOR Y FAST EDDIE CLARK, me dieron la mano cuando abndonaron el recinto para retirarse al hotel.

Poco después de este concierto formamos la banda ROT con el guitarra Xavier Vilaró de DECIBELIOS. Por desgracia la aventura no terminó de cuajar y cada uno tiró por su lado.
Una muestra de la banda es esta grabación realizada con un radiocasete en el suelo del local de ensayo, sin voces ya que ni equipo de sonido teníamos.

Y es que en los ochenta eramos muy heavys, lo suficiente como para andar por la calle con estas pintas.
Si adivinas quien soy te pago una cerveza.

Como se puede observar solo he relatado los primeros años de la década, solo hago mención a bandas y locales del 80 al 84.
En los siguientes años salieron grupos de debajo de las piedras y dejó de interesarme bastante la escena metalera.
Seguí tocando pero con la mente más abierta a otro tipo de estilos, pero nunca sin dejar de lado mi vertiente más hard rock o metalera.
La última banda de más o menos ese estilo fue a finales de los noventa aunque nuestra música ya estaba influenciada por el grunge y el metal industrial.
La banda se llamaba KNOCK OUT y no estaba nada mal. Después de grabar y hacer unos cuantos bolos nos separamos.

A partir de ahí entré en FRECUENCIA SPECTRU, una banda muy funk en la que sigo actualmente. También estoy en SHIBARI, donde trabajamos un repertorio que pronto pasará por las manos de un famoso productor, o por lo menos eso espero a tenor de las noticias que van llegando de los USA.

El tiempo pasa y desde esos primeros ochenta ha llovido mucho, y todos hemos evolucionado adaptándonos a los tiempos que corren pero siempre sin dejar de mirar hacia tras, hacia nuestras raíces que imprimieron en nuestro carácter y nuestra manera de ser una forma de vivir que en algún momento nos pedirá cuentas por nuestros excesos de todo tipo.

SALUD Y ROCK AND ROLL AMIGAS Y AMIGOS