A LA OCASIÓN LA PINTAN CALVA

El dicho procede de la mitología griega, concretamente de la diosa Kairós, diosa de la ocasión y también de la oportunidad.
La figura de la diosa está representada por una mujer con gran melena en la parte de la frente y totalmente calva o rapada en la parte de atrás de la cabeza. La figura está representada con un pedestal a modo de rueda de la fortuna, portando un cuchillo en la mano, y alas en los talones de los pies como Hermes.

FALc121
Diosa Kairós de la ocasión y de la oportunidad

De este modo podemos entender que la ocasión corre a gran velocidad, gracias a sus alas en los tobillos, y es difícil agarrarla del cabello y siempre de frente, una vez ha pasado ya es imposible agarrarla ya que no tiene melena en la parte trasera de su cabeza. 
La rueda de la fortuna en sus pies significa que si aprovechas la ocasión puedes alcanzar la fortuna y el cuchillo que empuña significa que con él puedes cortar toda atadura adquirida en el pasado para ser una persona libre y poder alcanzar tus propósitos.
De todo ello viene la expresión; A la ocasión la pintan calva, ya que en las pinturas que representan a la diosa aparece con media cabeza calva.

1
A la ocasión la pintan calva

Una leyenda griega cuenta lo siguiente sobre un viajero que miraba la estatua con curiosidad y parecíale que los ojos de mármol le miraban a él y le preguntó:

-¿Como te llamas?

-Me llamo oportunidad.

-¿Por qué estás sobre la punta de los pies?

-Para advertir que solo me detengo un momento.

-¿Por qué tienes alas en la punta de los pies?

-Para advertir que paso rápidamente.

-¿Por qué tienes el pelo tan largo sobre la frente?

-Para que los hombres puedan atraparme cuando me encuentren.

-¿Por qué, entonces, tienes calva la nuca?

-Para manifestar que cuando he pasado, ya no puedo volver.

Dicen que aquel viajero, después del diálogo sostenido con la estatua de la diosa Oportunidad, tuvo motivos de reflexión para el resto de su vida.



CURIOSAS EXPRESIONES

En la edad media existían practicas aberrantes tales como el Derecho de Pernada en que el noble de la zona tenía permiso para acostarse con la novia antes de que lo hiciese el marido en la noche de bodas. Esta cruel costumbre es de sobra conocida por todos pero no tanto la de pedir permiso al rey para poder procrear. De esta costumbre surge la expresión inglesa FUCK. Si deseabas tener hijos tenías que solicitar el permiso real para poder pasar la noche con tu pareja haciendo lo que se suele hacer para tener hijos. Al ser aprobado el permiso a la pareja se le entregaba un pequeño cartel para colgarlo en la puerta de casa en el que se podían leer la frase; “fornication under consent of king” (fornicación bajo el consentimiento del rey). Se supone que con el tiempo y para ahorrar trabajo en la rotulación de los carteles se optó por poner solo las iniciales de las palabras quedando como F.U.C.K. Palabra que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Captura de pantalla 2020-06-12 a las 18.12.13

El origen de O.K. es más reciente y se cree que surgió durante la guerra de secesión de los Estados Unidos. Se dice que por la noche al hacer el recuento de los soldados se rellenaba un impreso con las novedades de la batalla donde se tenía que poner el numero de los muertos caídos en el campo de batalla. Por ejemplo, si caían cinco soldados se escriba 5 K, Five Killed. En el caso de no tener bajas se escriba Cero Killed, de ahí el O.K.

Captura de pantalla 2020-06-12 a las 18.12.55

También se dice que quizás la expresión es más reciente y viene de una costumbre del siglo XIX en la que los jóvenes intelectuales de Boston acuñaban frases abreviadas con errores ortográficos para, con sus esnobismo, reírse de los analfabetos. Entre otras frases como “knuff ced”, “KY” para “know yuse” o “OW” para “oll wright” también usaban la de O.K. para Oll Korrect” (todo correcto). Cualquiera de las dos podría ser cierta o incluso una tercera o cuarta, pero eso poco importa. Lo importante de estas cosas es investigar y documentarse que es lo divertido del tema.



CURIOSAS TRADUCCIONES

Cuenta la leyenda que cuando el capitán James Cook llegó a Australia quedó asombrado de la fauna y flora del continente que iban a tomar en nombre de la Corona británica. No daba crédito a tanto extraño animal, sobre todo en uno bastante grande que se trasladaba  a grandes saltos y llevaba a sus bebés en una bolsa.
El capitán preguntó insistentemente a un aborigen Guugu Yimithirr, como se llamaba aquel magnifico animal. El Aborigen le repitió varias veces Kan Ghu Ru.

canguro-gris-oriental

Se dice que el cuatro de agosto de 1770, James Cook apuntó fonéticamente en inglés en su libro de explorador lo que le había dicho el aborigen. De modo que Kan Ghu Ru pasó a ser Kangaroo, Canguro en castellano.
Años más tarde los lingüistas, después de conocer a muchos aborígenes, llegaron a la conclusión que todo fue un malentendido entre el capitán Cook y el aborigen.
Kan Ghu Ru en la lengua que usaba en aborigen significa ni más ni menos “No le entiendo”.
Una escena de lo más chistosa si nos imaginamos al capitán totalmente excitado, al ver a tan raro animal, preguntar con insistencia como se llamaba y el aborigen también insistiendo en que no entendía ni papa de lo que le decían.


Otra interesante mala interpretación o traducción fonética que a cuajado en la lengua, esta vez castellana, se dice que ocurrió en el puerto de Cádiz en el siglo XVI.
Se cuenta que cuando llegaban a puerto los marineros británicos, las prostitutas de la ciudad los recibían levantándose las faldas para mostrarles el material.
Se supone que en la época mostrarían un matorral impresionante ante los atónitos ojos de los marineros que raudo y veloz pagaban por los servicios de la prostitutas gaditanas.

Convicts-to-Australia

Se dice que el malentendido viene de que no todas las prostitutas se levantaban las faldas para mostrar sus ocultos encantos y los marineros le pedían que lo enseñasen con la expresión “Show me now”, enséñamelo ahora. Con el tiempo la expresión se castellanizó y empezó a usarse como Chominou ya que creían que así era como los británicos llamaban al sexo femenino. Con el tiempo la palabra Chominou pasó a decirse Chumino.

Dos bonitas y graciosas anécdotas sin ningún tipo de rigor histórico, simplemente son leyendas que pasaron de boca en boca hasta llegar a nuestros días.



ALEA JACTA EST

Las películas y series de televisión de romanos nos han enseñado desde los inicios de la cinematografía que cuando un gladiador caía rendido en la arena del circo, el emperador indicaba con su mano la suerte del vencido. El pulgar hacia arriba significa que debe vivir, hacia abajo que debe morir. Pues bien, es un error que se lleva arrastrando desde que el pintor francés Jean-Léon Gérôme en 1872 pintó “pollice verso“.

2-pollice-verso

En la pintura se puede ver como el pulgar señala hacia abajo y tanto directores de cine como novelistas desde entonces así han relatado el último momento de los gladiadores de esta manera, pero la realidad era muy diferente.  Lo que el emperador indicaba con la mano era esto:  El gesto que significaba muerte era con el pulgar hacia arriba, a modo de espada desenvainada, y el gesto que significa vida era con el pulgar oculto, el perdón se indica con el pulgar comprimido. El gladiador caído pedía clemencia extendiendo dos dedos como en el signo de la victoria que utilizamos actualmente.



PASAR UN CAMELLO POR EL OJO DE UNA AGUJA

tumblr_inline_ohic4dmj6q1r23czq_500

Por todos es sabido que Jesús, para los cristianos Jesucristo, era judío y por tanto educado con la cultura y religión judía.
Por lo tanto llamemos Yeshúa (ישוע)  a Jesús, ya que su lengua materna era el arameo y en esa lengua se expresaba.
Los evangelios ponen en boca de Yeshúa la conocidísima y absurda  frase: 
Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al Reino de los Cielos” 
Pero también vemos en el Talmud judío que dice algo de pasar un elefante por el ojo de una aguja. Por lo que se deduce  que el traductor del texto o se equivocó de animal o no transcribió bien  la historia.
Que sea un camello o un elefante es lo de menos para que encontremos absurda la frase, lo que más nos extrañaba de pequeños en las clases de religión era que alguien intentase hacer pasar un camello por el ojo de una aguja.
Todos pensábamos que el ojo de una aguja era el agujerito que hay en la parte superior de las agujas que usaban nuestras madres para coser, siempre claro está después de chupar el hilo para enhebrar la aguja.

clip_image0028

Pero en realidad el ojo de la aguja al cual se refieren las escrituras es la puerta pequeña que hay en las puertas grandes para que pasen las personas, la grande solo se habría para que entrasen animales grandes y carruajes.

ojo de una aguja7

Conociendo este dato es más coherente la frase y todo tiene más lógica.
Otra interpretación de la frase que nada tiene que ver con camellos ni elefantes es la de las supuestas malas traducciones de las escrituras que han ido pasando de un idioma a otro, idiomas que no distinguían entre masculino y femenino o singular y plural.
En arameo, el idioma que hablaba Yeshúa, al camello se le llama “Gamla”, esta palabra igual servía para definir a un camello como para una gran soga con la que se ataban los barcos al muelle del puerto. Esto si se traduce del arameo pero si se traduce del griego tampoco cambia mucho. En griego camello se dice “Kamelos”, una palabra muy parecida a “Kamilos” que significa soga.
Sea como fuere la frase, tanto si es hacer pasar un camello por una pequeña puerta, como si queremos pasar una gran soga por el ojo de una aguja de coser, vemos que el significado de la frase es el mismo.
Lo que para mí queda claro es que nunca nadie  intentó hacer pasar un camello o dromedario por el ojo de ninguna aguja de coser.



MUSEO WÜRTH

Un ejemplo claro de descentralización en el arte es el museo Würth de La Rioja.
Recuerdo haberlo visitado hace unos años y tener que coger un bus en el centro de Logroño para recorrer dieciséis kilómetros y llegar a un polígono industrial donde crees que solo puedes encontrar obreros cargando y descargando camiones.
La sensación es como la que sentiría el protagonista de un episodio de The Twilight Zone.

Bajar del bus y encontrarte con una nave industrial de Würth con furgonetas rotuladas con su logo y una recepción donde antes de abrir la boca para preguntar donde cojones estás, una atenta señorita te indica que el museo está detrás de la nave industrial.
Cuando llegas a la puerta principal del museo te invade una agradable sensación de amparo tras la aventura antes mencionada.

Pero una vez dentro del recinto la sorpresa ya es mayúscula, el edificio es espectacular, digno estar en el centro de cualquier capital europea y sus salas están repletas de obras de autores de primera línea.
La política de la empresa alemana Würth es la de dedicar una partida bastante abultada de su presupuesto anual al mantenimiento y conservación de sus numerosos museos diseminados por toda Europa.

museo__wurth_c_2.jpg_1306973099

Una obra social que supongo le dará beneficios fiscales en el país que tribute, otra trampa de este sistema capitalista pero que por lo menos algo bueno nos da a las pobres personas de a pie, vamos como La Caixa y su obra social antes de convertirse en banco, esperemos que la entidad a parte de seguir robando descaradamente siga devolviendo a la sociedad parte de lo robado y deje de cobrar entrada en sus museos.


UNAS SEÑORITAS DE AVIGNON

32750599_180893186069143_6559487179318362112_n

Pablo Picasso, pintó un cuadro donde se pueden ver unas señoras estupendas ligeras de ropa, o mejor dicho totalmente desnudas.
Dicen que para la obra se inspiró en las señoras que deambulaban por una calle que Picasso, solía frecuentar de joven.
El cuadro se llama Las señoritas de Avignon, y casi todo el mundo piensa que está dedicado a unas señoras de la ciudad francesa de Avignon, pero en realidad está dedicado a las señoritas de la calle Avinyó de Barcelona.
En la época que Picasso vivió en Barcelona, en la calle Avinyó estaban localizados unos cuantos prostíbulos y sus señoritas paseaban por la calle durante todo el día y la noche.
Así pues las bellas señoritas ni son de Avignon, ni son francesas.
Las señoritas de Avinyó eran prostitutas de la famosa calle Avinyó de Barcelona.


Captura de pantalla 2020-05-17 a las 10.09.06

Curiosidades bien curiosas publicadas en Urban Explorer

Haz click sobre las fotos para poder leer los artículos

Captura de pantalla 2020-05-13 a las 15.02.07

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.07.50

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.05.40

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.02.33

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.00.54
Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.27.35

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.32.05

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.33.33

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.37.05

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.38.17

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.39.59

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.41.31

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.42.56

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.44.51

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 10.49.28

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 11.08.27

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 11.13.21

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 11.18.03

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 11.19.54

Captura de pantalla 2020-05-19 a las 12.56.47