La canción Barcelona compuesta por Freddie Mercury como himno para la ciudad

Encuentro en una Suite del Hotel Ritz de Barcelona

Este verano se celebrará el 30 aniversario de los juegos olímpicos de Barcelona y opino que ya va siendo hora de que la ciudad rinda homenaje a Freddie Mercury por su inestimable aportación
El himno de los Juegos de la XXV Olimpiada fue el tema Barcelona compuesto por Freddie Mercury e interpretado por él mismo y la soprano catalana Montserrat Caballé.
Los dos vocalistas hacían una extraña pareja tanto en el escenario como fuera de él.
La relación entre ambos comenzó el día en que la soprano vio por televisión una entrevista al grupo Queen, durante su escala en Barcelona de la gira The Magic Tour de 1986.
En el transcurso de la entrevista le preguntaron a Freddie Mercury quién era su cantante favorito y él contestó que Montserrat Caballé.

Ella se quedó encantada con la respuesta y decidió programar un encuentro con Freddie Mercury en el Hotel Ritz de Barcelona, quería conocer aquella extraña estrella del rock and roll aficionada a la ópera y en especial a ella.
El compositor británico aceptó la invitación pero quería que el encuentro no fuese demasiado serio, quería algo divertido por lo que decidió preparar un tema para cantar los dos en la suite del hotel.

Queen en el San Diego Sports Arena en 1977

Freddie Mercury era fan incondicional de Caballé, siempre que podía iba a escucharla cantar a cualquier lugar del planeta y siempre le enviaba al camerino un espectacular ramo de flores con una nota de felicitación.
Freddie Mercury recibió desde muy pequeño una formación musical clásica y su técnica vocal en ocasiones estaba más cercana a la ópera que al rock & roll.
Su tema Bohemian Rhapsody del disco de Queen, A Night at the Opera de 1975 dice mucho de sus gustos musicales y de su dominio en la composición de temas transgresores mezclando dos estilos musicales tan antagónicos.
De aquel encuentro surgió la idea de grabar un disco juntos y ella le pidió que por favor se llamase Barcelona.
A partir de ese momento Freddie Mercury se puso manos a la obra y compuso temas para cantar a dúo, con la canción Barcelona como single del disco.
El tiempo se le echaba encima si quería presentarlo antes de las olimpiadas y no le quedó otra que orquestar los temas y grabarlos a toda prisa con sintetizadores y unos pocos instrumentos clásicos.
El resultado fue un espectacular disco con diez canciones, aunque la mayoría de personas piense que solo se grabó el tema Barcelona.
El disco se presentó en una gala donde las dos estrellas interpretaron la canción Barcelona en la montaña de Montjuïc ante miles de personas.
En 1991 Freddie Mercury murió de sida y quizá por esa causa, al no participar en la ceremonia de inauguración de los juegos olímpicos, su aportación pasó al olvido para los responsables de dignificar su aportación vinculando la ciudad a su magnifica obra.

Freddie Mercury & Montserrat Caballé

La presencia del tema Barcelona en la inauguración y clausura de los juegos fue nula, mostrando muy poca consideración por parte de los organizadores a una obra de tal magnitud.
Con los años la canción se hizo tan popular entre el publico barcelonés que fue adoptada como himno extraoficial de la ciudad.
La implicación de la ciudad con el proyecto en aquella época dejó mucho que desear ya que el propio compositor tuvo que correr con todos los gastos de la producción.
Veinte años después seguía sin implicarse en el proyecto y tuvo que ser el entorno del compositor británico el que se puso a trabajar para dignificar el trabajo de Freddie Mercury.
En 2012 se grabó la nueva versión de la obra, esta vez con la colaboración de la Orquesta Filarmónica de Praga, y por supuesto corriendo con todos los gastos los amigos de Freddie y las discográficas británicas.
Lo justo hubiese sido grabarlo en algún estudio de Barcelona, financiado por el ayuntamiento, y con la OBC como orquesta que interpretase la música para acompañar las voces grabadas tres décadas antes… Pero no fue así.
Se tardó un cuarto de siglo en dignificar aquella composición dándole el sonido que deseaba el autor pero que no pudo darle a causa de la falta de tiempo y su delicado estado de salud.
Creo que esta vez en la ceremonia del 30 aniversario de los juegos olímpicos, la ciudad tendría que dar la talla y agradecer como se merece la labor del compositor, dando protagonismo a su trabajo y dedicándole una calle, plaza o monumento a la persona que compuso el himno que ayudó a pasear el nombre de la ciudad de Barcelona por todos los rincones del planeta.
Os dejo con un vídeo que realicé juntando la música orquestada por la Filarmónica de Praga, con las imágenes del vídeo clip oficial de la canción de 1988, añadiéndole algunas imágenes y subtítulos en castellano.

Álbum Barcelona compuesto por Freddie Mercury

A los que visteis la película Bohemian Rhapsody y os gustó, también os gustará el siguiente documental que cuenta la curiosa historia de Freddie Mercury desde su nacimiento.

Freddie Mercury tenía incontinencia creativa y aparte de componer para su banda Queen, también grabo discos en solitario, uno de ellos fue el disco Barcelona del que antes hemos hablado. En 1985 grabó Mister Bad Guy, que no tuvo demasiado éxito de ventas, si lo comparamos, claro está con las millonarias ventas de Queen.
Fue un trabajo extraño, mezcla de buena música y de inquietudes más bailables que no podía desarrollar con Queen.
Para mí el mejor tema del disco es el que le da nombre, Mister Bad Guy, perfectamente orquestado por una orquesta sinfónica.

Un año antes de salir a la venta su primer disco en solitario grabó Love Kills.

La canción se incluyó en la banda sonora original de la restauración y edición de Giorgio Moroder de la película Metropólis de 1927. Un clásico del cine expresionista alemán dirigida por Fritz Lang.

En esa década también colaboró en el disco del musical Time, junto a otros cantantes famosos del momento.

TIME WAITS FOR NO ONE (PIANO Y VOZ)

TIME

IN MY DEFENCE

Años más tarde se incorporaron nuevos arreglos con instrumentos como guitarra, bajo y batería a temas grabados anteriormente.

Un disco póstumo fue The Freddie Mercury, álbum de 1992 que incluía una versión del tema Great Pretender de The Platters.

Pero como disco póstumo muy interesante fue el último disco de Queen.
Freddie antes de morir dejó unas voces acompañadas de su piano para que sus compañeros le añadiesen los arreglos necesarios para darle forma de disco.
Los componentes de la banda hicieron un gran trabajo añadiendo cada uno su instrumento.
Creo que desde que se empezó a grabar allá a finales del siglo XIX, es el único disco que se haya grabado de tal manera.
El álbum se tituló Made in Heaven, los más morbosos pensarán que lo de heaven viene por estar muerto el cantante, pero Made in Heaven era una canción que grabó Freddie Mercury en su primer disco en solitario y la canción estaba dedicada a la discoteca de ambiente gay Heaven de Londres

Así muy por encima he querido hacer un recorrido por la carrera en solitario de Freddie Mercury, sin tener en cuenta que a principios de los setenta cuando la banda Queen empezó a grabar su primer LP, la compañía discográfica le ofreció a Freddie grabar un Single. Para la ocasión eligió el extraño nombre de Larry Lurex.
El disco contenía dos temas muy populares en 1973.
La cara A del Single fue I Can Hear Music de los Beach Boys, la cara B fue Goin’ Back de Dusty Springfield.

Puestos a elegir canciones de Freedie Mercury, yo personalmente me quedo con las que compuso para Queen en la década de los setenta.

Sobre todo en el disco Queen II, un derroche de experimentación musical muy difícil de digerir por la rareza de su contenido, para mí sin duda alguna el mejor disco de la banda.

Con este espectacular disco termino la charla a la espera de que algún político del ayuntamiento de Barcelona se le ocurra dedicarle una calle, avenida, monumento o plaza al increíble y querido Freddie Mercury.

THE SHOW MUST GO ON

GOD SAVE THE QUEEN