VIVA LAS CADENAS

tumblr_inline_owda3ro6x81r23czq_500

Era el lema que los absolutistas españoles partidarios del rey Fernando VII, le gritaban a los liberales que dictaron la constitución de Cadiz, constitución hecha para modernizar un país que conservaba las instituciones reaccionarias de los antiguos reinos.
En 1814 Napoleón, hizo abdicar a su hermano José I “Pepe Botella” y dejó volver a Fernando VII a España.
A su vuelta el rey fue recibido por sus conservadores seguidores al grito de “Vivan las cadenas”, una muestra clara de humillación y sumisión, estaban contentos por volver a ser súbditos de un rey en vez de ciudadanos tal como dictaminaban las Cortes de Cadiz. Una marcha atrás en las libertades ciudadanas conseguidas por los liberales.
A la llegada a Madrid de Fernando VII, los absolutistas desengancharon los caballos de la carroza real y se humillaron al ponerse a tirar de ella gritando desenfrenadamente el cateto lema “Vivan las cadenas” pronunciado por ellos como “Viva las caenas”, que es tal como recordamos el lema actualmente.
Fernando VII, al volver a ser rey de España disolvió las Cortes y abolió la constitución de Cadiz, volviendo a la monarquía absolutista y a las viejos poderes fácticos, restaurando los antiguos usos y costumbre, y la inquisición.
Toda la aventura de un pueblo en busca de sus libertades quedó en nada gracias a los estrechos de mente que siguen existiendo en nuestros días, gente que sigue defendiendo a un asesino dictador como fue Franco y que votan a un partido mafioso que poco a poco lleva acabo una represión sobre sus ciudadanos digna de la dictadura que alimentaban sus padres.
En pleno siglo XXI estos defensores del poder surgido del régimen franquista y refrendado por la Constitución del 78, al canto de “Yo soy es

pañol, español, español”, podrían añadirle sin ningún tipo de vergüenza por su parte el de “Viva las caenas”.
Conocer la historia hace que aprendamos de nuestros errores menos en el caso de la derecha adinerada que reafirma su espíritu servil en beneficio propio y en una total ignorancia por parte esos obreros que piensan; “Para que nos roben otros, mejor que lo hagan los que ya están que son españoles de verdad”
“Viva la ignorancia y viva las caenas”